Home » El día que Monica Seles fue apuñalada en pleno partido

El día que Monica Seles fue apuñalada en pleno partido

Monica Seles es una de las mejores tenistas de la historia. La jugadora serbia, con tan sólo 19 años, ya era ganadora de 8 Grand Slams, un hito jamás logrado por nadie. Sin embargo, entonces ocurrió algo que cambió su vida para siempre.

El 30 de abril de 1993, Monica Seles disputaba su encuentro correspondiente a los cuartos de final del torneo de Hamburgo (Alemania). En uno de los cambios de lado, la jugadora balcánica estaba sentada cuando fue atacada por la espalda por un energúmeno (por no decir otra cosa) que la apuñaló con un cuchillo. Por suerte, la hoja únicamente entró unos 2 centímetros en el cuerpo de la jugadora sin producirle daños graves.

El individuo que atacó a Monica Seles fue reducido rápidamente por varios espectadores y por los miembros de la organización del torneo. Era un fanático empedernido de Steffi Graf, jugadora alemana que había perdido el número 1 del ranking en favor de la serbia.

Obviamente, este gravísimo incidente hizo que la tenista serbia abandonara el circuito por un tiempo. Fue entonces cuando se produjo una reunión de la WTA con las 25 mejores jugadoras del momento para decidir si el ranking de Monica Seles debía congelarse mientras se rehabilitaba. Todas votaron en contra, excepto Gabriela Sabatini. Este noble gesto de la argentina provocó que, con el tiempo, ambas jugadoras tuvieran una gran amistad.

Günter Parche y el regreso de Monica Seles

Mientras tanto, Günter Parche, que así se llamaba el agresor de Seles, fue condenado a 6 meses de prisión ya que le fue diagnosticada una enfermedad mental. Esto indignó muchísimo a la tenista serbia que, en señal de protesta, dejó de participar en torneos en Alemania durante un largo periodo de tiempo.

Monica Seles permaneció alejada de las canchas 28 meses debido a las secuelas psicológicas que le produjo el ataque. Eso sí, su regreso no pudo ser mejor pues ganó el Abierto de Canadá y alcanzó la final del US Open 1995, cayendo en la final, precisamente, ante Steffi Graf.

Monica Seles Steffi Graf
Steffi Graf y Monica Seles mantuvieron una gran rivalidad a lo largo e su carrera (My Tennis News)

El físico de Seles había cambiado. La jugadora balcánica había ganado 10 kilos de peso y, aunque mantenía intacta su enorme calidad y técnica, no era la misma jugadora que apuntaba a mejor de la historia antes de sufrir el ataque en Hamburgo.

Con todo, volvió a sumar un nuevo Grand Slam, en Australia 1996 y alcanzó la final de Roland Garros en 1998 aunque perdió contra la española Arantxa Sánchez Vicario. Además, después de obtener la ciudadanía estadounidense, consiguió dos títulos de Copa Federación en los años 1996 y 2000.

La única espina clavada en la carrera de Monica Seles fue Wimbledon. La jugadora serbia alcanzó la final en 1992 pero perdió contra Steffi Graf. Lo volvió a intentar en varias ocasiones después de sufrir el apuñalamiento pero ya no le fue posible.

Viendo el rendimiento en forma de títulos de Seles antes y después del lamentable episodio de Hamburgo, es obvio que la jugadora vio frenada en seco una carrera brillante. Por suerte, puede contarlo.

(Imagen principal: ABC)

Javier Argudo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
error: Content is protected !!